Blog, Opinión

NECESIDAD DE CRIANZA

 

Desde mis gafas he tenido la suerte de ver a un grupo de madres y padres intercambiando vivencias, preocupaciones y consejos. Y no ha habido crítica, ni culpas, ni caras extrañadas, tan sólo empatía y acompañamiento.

Este es uno de los objetivos que me marqué a la hora de crear el taller “Lo que se espera de tu hija o hijo de 0 a 3 años”. Una zona de confianza, un lugar de desahogo, un templo seguro donde poder expresar dudas, compartir logros, visibilizar las emociones y los discursos negativos y culpabilizadores…un espacio para cuidar y mimar la maternidad y la paternidad.

Un encuentro donde volver la mirada a las criaturas, las que acaban de nacer o las que lo hicieron hace ocho, dieciocho o veinticuatro meses. Aprender lo que  traen, cómo se mueven, cómo aprenden, cómo crecen. Y volver la mirada a las otras criaturas, las que llegaron hace veintiocho, treinta y cinco o cuarenta años. Esas que se encuentran dentro de cada una de las mamás y de los papás.

Creo firmemente que una de las herramientas BÁSICAS para poder criar de manera respetuosa, es conocer cómo nos criaron a nosotras y nosotros: ver nuestras heridas, reconocer que a veces eso que tan poco nos gusta de nuestra madre o padre, se repite en nosotros de manera automática; coger con cariño los “errores” que han cometido con nosotras y reconocer con humildad todo lo bueno que también nos dieron, aunque no coincida con el estilo de crianza que queremos para nuestros hijos e hijas.

Después de mucho tiempo de trabajo personal y formativo he llegado a la conclusión de que lo que necesitan los peques son una madre y un padre lo suficientemente buenos. ¿Y eso qué es?: una madre y un padre que den SEGURIDAD, AMOR, PRESENCIA, CONTENCIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO.

Para ello, las mamás y papás NECESITAN ESTAR. Necesitan horas con sus peques, necesitan tiempo de calidad donde poder conocerlos y de esta forma ayudarlos a salir  al mundo de una forma segura y sana.

Este es otro de los objetivos del taller y del proyecto. Y es que si queremos MIRAR LA INFANCIA, necesitamos estar ahí con ellas y ellos, no el tiempo que nosotros creamos conveniente sino el tiempo que ellos y ellas necesiten.

Se que muchas familias leerán este artículo y podrán pensar: “lo primero es que tenga un plato de comida encima de la mesa”, “ya me gustaría a mí pasar más tiempo con mi hija”. Este artículo no pretende culpabilizar a nadie. Este artículo pretende HACER VISIBLE una necesidad que se nos está quitando y creo y siento que es un derecho natural: tiempo para criar a personas sanas, queridas, amadas, miradas, seguras y HUMANAS.

Un abrazo enorme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s