¿Cómo acompaño emocionalmente a mi hijo?

Laura, además de ser la mamá de Alonso (13 meses), es superfan del proyecto Maia. Ella va a inaugurar la sección de dudas, preguntas e inquietudes. ¡¡GRACIAS POR TU APOYO LAURA!!.

Hola Ana. Hay muchas cosas que me inquietan… por ejemplo el tema de enseñarle a gestionar sus emociones tan pequeñito, es uno de ellos.

La gestión emocional está siendo uno de los temas de más actualidad tanto en el ámbito de la educación y crianza infantil, como en todo en el sector de la empresa y el autoconocimiento adulto.

Alonso está comenzando una fase en la que cada vez se está dando más cuenta, que su mamá y él son dos personas diferentes, de hecho es a partir de aquí cuando su personalidad única comienza a emerger. Poco a poco irás viendo que su actitud va cambiando. Que unos días luchará por su independencia y diferenciación (intentando hacer las cosas el solito y diciéndote claramente un NO que te dejará completamente desconcertada) y otros, correrá a cogerse de tu pierna tan fuerte, ¡que no te lo podrás soltar en tres días!. A veces incluso este tipo de comportamientos se darán en una misma situación. ¿Por qué lo hace?. Necesita experimentar y alejarse de ti y al mismo tiempo sentir SEGURIDAD al hacerlo. Para ello, para que la incorpore, el apego con los progenitores debe ser lo más SEGURO posible.  ¿Y cómo hacemos esto?. ¿Se lo explicamos?. Si le dices a Alonso que siempre estarás ahí y que siempre podrá confiar en papá y en mamá, no lo entenderá, puesto que es aún muy pequeño para RAZONAR a este nivel. Con 13 meses Alonso es pura EMOCIÓN.

Los niños de esta edad se mueven entre el AMOR-MIEDO/RABIA. ¿Cómo le puedes acompañar emocionalmente?. VALIDANDO Y CONTENIENDO sus emociones. Y aquí hay que diferenciar entre lo que se SIENTE y lo que se HACE.

VALIDAR es NO negar lo que el niño siente en esos momentos o intentar distraerle con otra cosa. Es decir, que si está triste, seguirá triste sabiendo que lo está. Si está enfadado, seguirá enfadado sabiendo que lo está. Es una forma de identificar y respetar las EMOCIONES. Si se le cae el trozo de fruta de la merienda al suelo y llora, déjalo llorar y VALIDA: “vaya, tienes mucha hambre y se te ha caído el trozo de fruta. Normal que estés triste.”.

CONTENER la emoción del niño es que el adulto sea capaz de no desbordarse ante la emoción que observa. Imagina un niño de dos años haciendo una torre con unos bloques de madera. Al colocar el último, la torre cae. El niño se enfurece y lanza las piezas por toda la habitación. La madre al ver el comportamiento de su hijo, se pone a gritarle furiosa. En este caso la madre se ha desbordado ante la emoción y comportamiento de su hijo. ¿Cómo la podría haber contenido?. “Vaya, veo que estás muy enfadado porque la torre se ha caído. Si tiras los bloques puedes dañar algo o hacer daño a alguien. Puedes probar a patalear en el suelo, así podrás desahogarte sin hacer daño a nadie”.

Con todo mi amor para esta preciosa familia.

Sergio, Alonso y Laura
Sergio, Alonso y Laura

 

Podéis ampliar vuestras consultas en:

Skype: maiainfancia

Correo electrónico: maiainfancia@gmail.com